sábado, 24 de febrero de 2007

El Atlético perdonó a los merengues en el Derby

El derby de la capital español terminó hoy en empate. Con una claro dominio del Atlético pero con falta de pegada pese al dominio ostentado, mientras que el Real apostó al oportunismo letal con el que cuentan de visitantes.



Saló completamente revolucionado el equipo colchonero y puso contra las cuerdas al Real Madrid durante todo el primer tiempo. La afición, los jugadores y sus ganas y un Madrid desaparecido en el tiempo y en el espacio propiciaron que la ola rojiblanca se adueñara del campo.



Jurado y Galleti estuvieron incisivos en su ataque y entre ellos generaron el primer aviso a la cabaña defendida por Iker. Tres minutos más tarde el niño Fernando Tórres consiguió el primer gol de su carrera frente a los merengues y la afición por poco derrumba el estadio con su celebración.



El Madrid quedó completamente aturdido con el gol y su medio campo no lograba contener los embate rojiblancos. Gago no funcionó como mediocentro a la par de Emerson y eso le pasó factura al equipo. Guti estuvo borrado en la distribución, y no apareció salvo una que otra falta finjida. Mientras que Lucin y Maniche imponían orden y respeto mientras que Galleti, Jurado, Agüero y Tórres volvían añicos la defensa madridista.



Sin embargo, toda esa energía y talento derrochado por el Atlético no se tradujo en goles. Aunque a su favor debe mencionarse que el árbitro del encuentró Daudén Ibáñez anuló un gol por fuera de juego (inexistente) a Perea. Y en la misma jugada perdonó un penal de Emerson sobre Agüero.



En el segundo tiempo el Real Madrid mejoró la actitud y trató de ir más hacia adelante. Sin embargo, el dominio seguía siendo de los locales aunque sin fortuna frente al arco de Casillas, quien tuvo una noche demasiado ocupada.



Pero el Real Madrid no hay que darle por muerto. En el minuto 61 Cassano, quien entró por Reyes al inicio del segudo tiempo, filtró un excelente pase a Higuaín quien de derecha puso el empate. Fue el primer gol para el "Pipita", quien le estaba dando un inmerecido resultado a su equipo.



Transcurrieron los minutos y el Atlético seguía sin efectividad adelante. Emerson se ganó la expulsión por doble amarilla y sentenció al Madrid a defenderse hasta el final del encuentro. Los de Capello lograron mantener el marcador y termináron aguando la fiesta de un Atlético de buena pinta pero sin pegada.





Technorati Tags: , , ,

No hay comentarios: