martes, 13 de marzo de 2007

Reflexiones del clásico

El clásico del fútbol español no defraudó, de eso debemos estar claros. Real Madrid tuvo una mejor actitud en el once contra once que en superioridad numérica, y a como se ha comentado, le faltó empuje para llevarse el partido.



Guti tuvo un resurgimiento increíble en el propio Camp Nou. Confieso que Guti no es uno de mis jugadores favoritos. A veces me parece que le falta chispa y que es muy temperamental (a veces se gana unas rojas infantiles), y carece de criterior en el medio campo. Pero debo también reconocer que su actuación, en el Real Madrid - Barcelona del sábado 10 de marzo del 2007,

es uno de los mejores encuentros jugados en su carrera, muy probablemente el mejor.



Uno que me decepcionó fue Van Nistelrooy. El holandés fue contratado para meter goles, y desde mi perspectiva no ha cumplido. Tuvo algunas claras en la segunda parte que no las concluyó por pereza mental. A estas alturas de la campaña lleva 13 goles y varios de penal. Me temo que ha dejado de ser el tanque invencible que era en el Manchester.



Por el otro lado, Messi se llevó todas las fotografías. tuvo una excelente actuación. A mi criterio ha tenido mejores. Pero esta vez el peso de sus goles hacen que la prensa y la afició noten más su presencia. Desde hace rato, Messi viene siendo más incidente que Ronaldinho y eso que no se encuentra en su plenitud física. Tuvo cuatro ocasiones y metió tres, eso vale mucho para un futbolista que además de anotar construye, anima y se echa finalmente el equipo al hombro.



Ronaldinho apareció poco. Muy poco. Estuvo férreamente controlado por el hombre de la zona donde estuviera. La marca sobre él fue fuerte y eso quizás le quitó el brillo que él hubiera deseado tener en un partido de esta magnitud. Ramos, Salgado y Helguera lo tuvieron a raya, pero por poco consigue el penal de la victoria casi al final del encuentro.



Xavi e Iniesta se esforzaron, pero me parece que se debió a la inferioridad numérica. el que sí dejó mucho qué desear, y lo viene haciendo desde hace varios meses, es el mexicano Rafa Márquez. Creo que Rikjaard buscará refuerzos por esa zona para la siguiente temporada.



Eto'o hizo lo que pudo, pero aún no está en su punto. Su recuperación ha sido más difícil de lo que él esperaba y le ha costado encontrar su nivel. Tuvo un par de oportunidades que falló ante Iker. Aunque intervino también en dos de los tres goles de su equipo (una asistencia a Messi en el primero, y comenzó la jugada del segundo).



El clásico estuvo reñido. La diferencia (porque un empate en inferioridad numérica siempre es un fracaso para el equipo que tenga más hombres) estuvo en el empuje del Barcelona. En las botas de un genio en crecimiento como Messi y en la mezquindad de un técnico defasado y arcaico como Capello.

No hay comentarios: