martes, 6 de marzo de 2007

La Champions tendrá un nuevo campeón

Liverpool elimina al Barcelona a pesar de perder 0 - 1 en Anfield Road.



Noche de Champions como nunca. Los dos últimos campeones enfrentándose para acceder a los cuartos de final de la competencia. El Barcelona había caído en la ida por 2 - 1 en su propio terreno y tenía que emprender una misión delicada y cuesta arriba en el feudo de los reds.



La afición volcada por completo con los suyos, los cánticos para su equipo, los silbidos ensordecedores para el contrario, las presiones sobre los árbitros.



Comenzó el Liverpool presionando al Barça en todos los sectores de la cancha. Bellamy y Kuyt mordían a Puyol, Thuram y Oleguer. En el medio campo Sissoko era todo un personaje mandando y metiendo pierna.



Los Reds apoyados en la presión de los jugadores y con el ánimo del público generaron las primeras oportunidades. Riise hizo temblar el travesaño con un tremendo zapatazo, Thuram se durmió y no le salió nunca. Luego Bellamy a pase de Kuyt disparó a portería pero Valdés estuvo atento, el rebote lo tomó Kuyt pero volvió a salvar el portero blaugrana, pero nuevamente cediendo rebote, ésta vez Riise falló al intentar de cabeza, pero gracias a una magistral salvada de Puyol en la línea. Luego Valdés se complicó la vida en un despeje al dejarle la pelota a Sissoko quien desde tres cuartos de cancha le pegó sin pensarlo estrellando el balón en el larguero. Menudo susto que hizo estremecerse a los catalanes...



El Barcelona no encontró por donde. Ronaldinho no estuvo muy acertado, más bien desaparecido. Eto'o se notó falto de juego y Messi demasiado pegado a la banda donde Arbeola lo neutralizó eficientemente.



En el resto del primer tiempo el partido se diluyó en el tímido intentar del Barcelona frente a un concentrado batallón del Liverpool que no dio libertades.



En la segunda parte el Barcelona se propuso mejorar, pero el Liverpool no se la dejó nunca fácil. Eto'o tuvo que salir para intentar darle profundidad al Barça con Giuly. También se fue Thuram quien estaba amonestado para darle lugar a Gudjhonsen. Pero los cambios no fueron la solución inmediata para los culés. El Liverpool a la contra tuvo sus chances con las subidas de Gerrard, quien consiguió un par de remates con cierto peligro.



El Barça empezó a encimar al Liverpool pero sin mucha claridad. Salvo una en la que un pase filtrado encontró a Gudjohnsen quien esquivó la salida de Reyna y de zurda definió para darle oxígeno al Barcelona. Era el minuto 75 y para el Barcelona se encendió la luz de la esperanza.



Pero el Liverpool no iba a regalar el partido fácilmente. Benítez supo del peligro e hizo entrar a Fabio Aurelio para tapar más aún en el medio campo. Los Reds volvieron a enfocarse en no permitir libertades y consiguieron minimizar el peligro de sus contrincantes. El partido se fue añejando y finalmente los actuales campeones no pudieron. Se acabó el tiempo. El Barcelona no le queda más que buenos recuerdos de la Champions. Liverpool los dejó fuera y habrá nuevo campeón en el torneo más importante de clubes de Europa.

No hay comentarios: